No a la Ley Mordaza

Actualización 31 de Marzo

Entra en vigor el 1 de Abril 2015 la Disposición Final Primera de la Ley Mordaza publicada hoy en el BOE

Régimen especial de Ceuta y Melilla. 1. Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España. 2. En todo caso, el rechazo se realizará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte. 3. Las solicitudes de protección internacional se formalizarán en los lugares habilitados al efecto en los pasos fronterizos y se tramitarán conforme a lo establecido en la normativa en materia de protección internacional.»

Por Carlos Escaño

Las Leyes Mordaza, ese paquete de reformas contrarias a los Derechos Humanos orientadas a la criminalización de la protesta social, al ejercicio de las libertades de manifestación y de información, también se ceba con los derechos de las personas en situación de exclusión social y con las personas migrantes.

Una de sus mayores atrocidades es la pretensión de defender la actuación policial en las fronteras, con una enmienda en la ley Mordaza para posibilitar las expulsiones de personas automáticas y sin garantías en Ceuta y Melilla. Esto lesiona flagrantemente el derecho comunitario así como tratados y convenios internacionales.

La Plataforma No Somos Delito remitió en noviembre una carta firmada por 16 organizaciones y plataformas al Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa en la que se denuncia la propuesta del Ministro de Interior Fernández Díaz de “rechazar extranjeros en la frontera” para que le recuerde a España cuáles son sus obligaciones vinculantes de conformidad con el derecho comunitario e internacional.

José Palazón, director de la ONG melillense Prodein, afirma con rotundidad que “la aprobación de la Ley Mordaza va a suponer en el ámbito de las únicas fronteras terrestres que tiene España y Europa con África la confirmación oficial y legal de su estatus de hecho como muro militar”. Según nos informa, “el proyecto comenzó en los años 90 con una secuencia de construcción de vallas cada vez más altas y más peligrosas que no ha cesado aún, con la implicación cada vez mayor del ejército colonial marroquí en el control militar de una frontera que el país magrebí no reconoce, con una legislación cada vez más dura y más arbitraria con los inmigrantes y refugiados que intentaban el acceso a nuestro territorio buscando cobijo y protección. Los métodos empleados para evitar el acceso al territorio, y en su caso, la deportación han sido progresivamente más violentos e ilegales”.

La enmienda que pretende legalizar las devoluciones en caliente “puede abrir una brecha en las garantías por las que la comunidad internacional ha luchado duramente desde la II Guerra Mundial”, según ha manifestado Nils Muiznieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, tras la aprobación en el Senado de la reforma de Ley de Seguridad Ciudadana.

Según Palazón, la acción militar conjunta hispano marroquí ha provocado incontables muertes y centenares de heridos con una absoluta impunidad, haciendo que miles de personas, las más vulnerables: mujeres y niños, tengan que optar por un peligroso viaje en patera con consecuencias conocidas y de las cuales no pueden tampoco los gobiernos español y marroquí eludir su responsabilidad directa. Si estas situaciones se han dado hasta ahora de forma ilegal y con una absoluta impunidad, se pretende ahora dar cuerpo legal a las mismas para evitar las responsabilidades criminales que se puedan derivar de ellas.

Todo ello al tiempo que se pretende impedir la difusión e información de los actos y métodos que son habituales en frontera y que aún haciéndolos legales en nuestro territorio seguirán siendo manifiestamente ilegales en el orden jurídico internacional. Recordamos aquí que otra de las funestas sanciones que el Gobierno pretende imponer con la Ley Mordaza va dirigida a quienes difundan imágenes de una intervención policial, con multas de hasta 30.000 euros, lo que significará vía libre a una mayor impunidad policial.

Desde No Somos Delito se seguirá denunciando que no puede tolerarse que existan fronteras por encima de los derechos humanos. Porque ningún ser humano es ilegal. Porque no podemos consentir que se perpetren graves violaciones de Derechos Humanos en nombre de nuestra seguridad ciudadana. Por ello y otras muchas razones la Plataforma insta al gobierno a que retire sus Leyes Mordaza y a la dimisión del Ministro de Interior Fernández Díaz, promotor de esta enmienda que es del todo intolerable.


Por Carlos Escaño

Estamos en la recta final de lo que mucha gente consideramos un claro golpe al Estado Social y Democrático de Derecho. Percibimos que para los actuales líderes de este país la Democracia les molesta, sobre todo cuando la ciudadanía ejerce los derechos fundamentales de la libertad de expresión y de reunión pacífica, precisamente en defensa de otros derechos fundamentales que el gobierno está aniquilando a una velocidad apabullante.

Derechos a una vivienda digna, al trabajo, a la salud y educación pública, a la huelga, a la justicia gratuita… esos derechos reconocidos en la Constitución Española parecen papel mojado en manos de estos gobernantes. ¿Te indigna? ¿Quieres protestar? Pues toma Leyes Mordaza.

 

Las formas efectivas de ejercicio de las libertades de manifestación por parte de la gente concienciada con la deriva autoritaria y corrupta de los gobernantes les resulta un escollo. Prefieren que nos quedemos sentados en nuestras casas frente al televisor, y para quienes tienen tendencia a ejercer sus derechos en la calle les quieren infringir miedo a hacerlo, y si con esto no basta, los reprimen a base de multas y de acusaciones de vejaciones a la policía o atentado a las instituciones del Estado, cualquier cosa, aunque sea falsa, por tal de criminalizar la protesta social.

Si, prevalece la interpretación de las fuerzas del orden establecido. Ese orden en el que quienes más tienen más se enriquecen, mientras la mayoría sufre un proceso de empobrecimiento en el acceso a los bienes más básicos y en el ejercicio de sus derechos. Parece que esto no les importa. A no ser que la indignación sea tal que supere la influencia que generan los medios de masas que controlan y que por tanto eso les haga perder votos.

No parece que les preocupe que tanto la ONU como el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa les hagan saber que sus “Leyes Mordaza” son contrarias a los Derechos Humanos y que por tanto deben retirarlas. No les importa que jueces, fiscales, abogados, organizaciones de derechos humanos junto a todo tipo de movimientos sociales les haga llegar que sus reformas no las toleramos, que no estamos dispuestos a aceptar que vuelvan a regir normas propias de una Dictadura.

¿Acaso están haciendo lo que siempre quisieron hacer cuando se encuentran ya en el final de una legislatura que marcará el fin del régimen del 78? Tal vez no sea esa la pregunta más importante. Tal vez la pregunta es ¿hasta dónde está dispuesto a tragar un pueblo ya tan castigado en el bolsillo y en sus ilusiones? Con frecuencia se escuchan voces que ven como solución el cambio de representantes en las instituciones, olvidando que es responsabilidad de cada uno de nosotros y nosotras el ejercicio y la defensa de la Democracia. Ya sabemos qué puede pasar si dejamos que la política sea cosa de la clase política. La movilización social debe estar siempre presente para hacer frente a cualquier desvío de quien sea de sus responsabilidades, tenga el color que tenga su partido.

Las reformas de Ley de Seguridad Ciudadana y del Código Penal así como el Pacto Antiterrorista del PP con el PSOE están claramente dirigidos a limitar duramente tu posibilidad de defender los derechos más básicos. Es una mordaza en la boca la que nos quieren poner para no molestarles mientras disfrutan del reparto del pastel de lo público, de los recursos de todos, para beneficio de ellos mismos y sus amigos. Eso es, te están diciendo: Indígnate si quieres, pero en tu casa. No protestes. Te lo prohibimos. El 26 de marzo su deseo, tu represión, se hará Ley.